El control emocional para el rendimiento deportivo

El autocontrol emocional es la capacidad que nos permite gestionar de forma adecuada nuestras emociones. De lo que se trata es que, todas las emociones se experimenten y se expresen de forma adecuada para poder aprender de ellas. 

El autocontrol de las emociones es una parte fundamental del rendimiento deportivo. Estas emociones pueden ser cualquiera que hayamos experimentado, por ejemplo, excitación, ira, frustración, miedo, entre otras. Lo importante es asegurarse de que podamos mantenerlas reguladas porque las emociones a menudo no parten desde la racionailidad, es una función de una parte diferente del cerebro. Controlar tus emociones no tiene por qué significar que no las muestres. El control significa que, si muestra una emoción, es porque ha escogido mostrarla. Por el contrario, si eligió ocultarla, es porque ha optado no mostrarla. Cada persona maneja diferentes las emociones, el ocultar una emoción no necesariamente es la mejor manera de manejarlo, sin embargo, el entorno en la que usted se desempeña ese (atleta o entrenador) debe promover la apertura para que las muestre y se aprendan a trabajar con ellas.

Generalmente, en entornos competitivos, tendemos a mostrar emociones positivas y ocultar las negativas. Entonces, cuando un atleta se siente emocionado y animado justo antes de una competencia, normalmente se ve como bueno ya que, le permite al oponente saber que está listo y esperando el evento. Si la emoción que está experimentando el atleta es miedo, normalmente es mejor no mostrarlo, ya que podría aumentar la confianza del oponente o de otra forma, puedo parecer que no estoy preparado.

El control emocional está claramente vinculado a la inteligencia emocional. Un estudio de Nicholls, Perry, Jones, Sanctuary, Carson y Clough (2015) examinó esta relación con más detalle. Específicamente, pidieron a 531 atletas que completaran unos cuestionarios de fortaleza mental, resiliencia e inteligencia emocional. Descubrieron que los conceptos de fuerza mental e inteligencia emocional estaban estrechamente vinculados. Esto significa que las personas mentalmente fuertes también tienden a estar más en sintonía no solo con sus emociones, sino quizás también con las emociones de los demás.

Hay tres claves para tener autocontrol emocional.

  • El primero es saber gestionar sus emociones. Tienes que poder identificar correctamente sus sentimientos, lo que es más difícil para unos que para otros. Entonces tiene que permitirse sentirlos y que encuentre formas saludables de expresarlos. No hay sentimientos malos o incorrectos, y es importante adquirir cierta habilidad para manejar las emociones difíciles, como la ira o la frustración.
  • La segunda clave para el control emocional es comprender qué son los secuestros de la amígdala (tema que hablaré en otro artículo). La amígdala es la estructura del cerebro responsable de la respuesta de lucha y huida. Cuando se inicia, estás inundado de adrenalina y cortisol, que preparan al cuerpo para sobrevivir al peligro. Curiosamente, cuando se inicia el secuestro por la amígdala, perdemos nuestra capacidad de pensar lógicamente, así como nuestro sentido de autoconsciencia.
  • La tercera clave para el autocontrol es conocer y anticipar sus factores desencadenantes. Como mencionaba en el artículo de autoconsciencia, el poder identificar las situaciones que pueden desencadenar en una reacción que pudiera ser contraproducente en el juego. El objetivo es identificar los factores desencadenantes y luego anticiparlos y tener un plan para manejarlos. Puede añadir algunas estrategias para calmarse una vez que sea secuestrado por la amígdala. Considere estas opciones:
  • Haga ejercicios de respiración.
  • Mover el cuerpo, como salir a caminar, esto disipa la adrenalina.
  • Hablar con un amigo de confianza. Es una manera sencilla de procesar las emociones.
  •  Y finalmente, salir de la situación por un rato. Alejarse incluso por unos minutos puede ayudarlo a recuperar la compostura.

Referencia:

Nicholls, A. R., Perry, J.L., Jones, L., Sanctuary, C., Carson, F. & Clough, P. J. (2015). The mediating role of mental toughness in sport. Journal of Sports Medicine and Physical Fitness. Vol. 55

Publicado por Diego E. Vázquez

Doctor en Psicología Organizacional • Ex voleibolista • Corredor aficionado

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: